Calle Capón: Guía para disfrutar de lo mejor del Barrio Chino | Mundo | Vamos

0
27

Por: Renato Girón

Corría 1849 y el primer grupo de ciudadanos chinos llegó al Perú. La intención era una sola: que trabajen en los campos de cultivo al sur de Lima. Años más tarde, dejaron la actividad agrícola, se unieron en grupo y llegaron hasta el centro de la capital. Así nació el Barrio Chino de Lima. O simplemente, la Calle Capón.

Para 1855, seis años después del desembarco de los primeros 70 chinos en el puerto del Callao, un grupo de cantoneses se iba ganando un nombre en lo que hoy conocemos como el Mercado Central de Lima. Ellos se dedicaban, habilidosamente, a caponear (castrar) cientos de cerdos a diario, de ahí proviene el nombre de la pintoresca calle.

Existían tres motivos principales para que el oficio de los chinos ‘capadores’ haya tenido cierto éxito. En primer lugar, los animales se vuelven más silenciosos y mansos. En segundo lugar, ello ocasionaba que el cerdo aumente de peso y su carne no mantenga un olor fuerte. Y por último, así se evitaba las violentas disputas entre los cerdos durante su época de apareamiento.

Un verdadero barrio chino

Visitar la Calle Capón implica entrar a sus llamativas galerías llenas de elementos propios de la cultura china. El viajero podrá comprar pequeños adornos de buda para la buena suerte, de sapo para la prosperidad o de un pequeño gato de la fortuna. Los precios de estos pueden variar, iniciando en los S/ 5.  

Aquí también puede aprender a darle el equilibrio adecuado a su hogar. Algunos locales como, La Tienda del Feng Shui, ofrecen elementos basados en la práctica de esta milenaria técnica. Así, por ejemplo, encontrarás lámparas de arroz desde S/ 68 o juegos de loza por menos de S/ 100.

Los amantes del esoterismo también sedisfrutarán de este lugar. Por un pago de S/30, podrá recibir una limpia de alma y dejar de lado toda esa carga negativa del día a día. Luego de ello, es recomendable llevar un pequeño amuleto del lugar que puede costar desde S/ 5.  

El visitante también puede quedar como parte de la historia de la Calle Capón. Por el pago de US$ 30, en alguna de las baldosas rojas del piso será grabado el nombre deseado y un mensaje inspirador. Atrévete y sé parte de este tradicional espacio del centro de Lima.

El edén de los chifas

Gran parte de los peruanos suelen  visitar este barrio chino debido a la presencia de sus tradicionales chifas. Aunque se trate de una comida fusión entre ambas culturas, la Calle Capón acoge a algunos de los mejores restaurantes especializados en su preparación.

Uno de los restaurantes preferidos por los visitantes de este lugar es el Wa Lok. A pesar que su creación data de hace menos de dos décadas, este chifa se ha convertido en la estrella del barrio chino. Sus platos más populares son las costillas al vinagre (S/ 47) y el tallarín con carne al curry (S/ 40).

Otro de los locales más concurridos de la Calle Capón es el Salón China. Este lugar destaca por su variado buffet: por un pago de S/ 36 (los sábados y domingos S/ 39), el visitante tiene derecho a comer todo lo que pueda de una variada carta de platillos.

Si lo que quiere es probar una fusión innovadora de las cocinas china y peruana, es recomendable visitar el San Joy Lao. Ahí podrá probar el novedoso Chi Jau Cuy, preparación que reemplaza al pollo por la sabrosa carne del pequeño animal de los andes.

Pero no todo se trata de exclusividad al momento de degustar la sazón de los chinos. La Calle Capón alberga a más de una docena de pequeños y económicos restaurantes donde el viajero no tendrá que gastar mucho. En promedio, el costo de cada plato fluctúa entre los S/ 10 y los S/. 12.

Algo más de comida

El Dim Sum, el puesto de bocaditos chinos más popular de la Calle Capón, tiene algunas opciones para comer ‘al paso’. Min pao dulces y salados, pequeños siu mai de chancho, agradables enrollados primavera y crocantes alitas de pollo que cuestan, en promedio, S/ 3.

Metros más allá, decenas de patos pekineses salidos del horno son colgados y mostrados en vitrinas. La piel dorada y crujiente llama la atención de los visitantes de la Calle Capón. Para llevarlo, puede pagar dos tipos de precios: S/ 15 la porción y S/ 60 el kilo de esa carne cocinada al estilo oriental.

¿Qué esperas? Esta época es un buen momento para visitar la Calle Capón y disfrutar de su historia. Verás la celebración del inicio del Año Nuevo Chino por miembros de su propia comunidad. Es un espectáculo que no puedes perderte. ¡Vamos! a visitarlo.

 

Directo a la fuente