Gonzalo Peillat y Florencia Habif, amor compartido por el hockey y en Alemania

0
8

Los dos están vestidos para la ocasión. De un lado él, uno de los mejores arrastradores de córners cortos del mundo y figura de los Leones campeones olímpicos en Río de Janeiro 2016. Al lado ella, la Mejor Jugadora Sub 23 de 2014 según la Federación Internacional de Hockey y una de las tantas Leonas con un futuro prometedor. Ambos le escaparon por un rato al frío europeo para meterse en el horno porteño y, depaso, disfrutar de una cena organizada por la Confederación Argentina de Hockey. Desde la puerta se pueden ver el Cabildo, la Catedral metropolitana y la Plaza de Mayo. Dos símbolos argentinos que hoy quedan muy lejos de casa. Después de un año sumamente intenso para los dos y con un pico inolvidable para él en Río, Gonzalo Peillat y Florencia Habif se hacen un tiempito para compartir con Clarín cómo es su vida de pareja en Mannheim, donde ambos se destacan en el Mannheimer HC.

-¿Cómo viven esta etapa de sus vidas en Alemania?

-Estamos muy contentos; fue un cambio bastante grande del año pasado a éste. Porque antes estábamos en Holanda y ahora es una nueva etapa, en un club completamente distinto. Es otro lugar, otra gente, otras cosas. Lo bueno es que al estar los dos en el mismo país y en el mismo club se hace todo más fácil. La verdad es que cuando se dio la posibilidad de poder venir los dos a la misma ciudad y al mismo club nos alegró mucho. La propuesta fue buena y ahora nos sentimos muy cómodos estando los dos juntos, sobretodo por un tema de cercanía; eso nos pone muy contentos. Es muy lindo poder compartir esto juntos (Peillat).

-¿Cómo se llevan con el alemán? ¿Se les hace complicada la comunicación con sus compañeros o con la gente de la calle?

-Bastante difícil y complicado… ja ja. Nunca en la vida estudiamos alemán; siempre inglés. Con el inglés se hace todo mucho más fácil, pero el alemán es un idioma completamente nuevo para nosotros, muy cerrado y bastante complejo. Pero de a poco vamos llevándolo (Habif).

-¿Qué hacen en los tiempos libres que les quedan?

-Tenemos muy poco tiempo libre, mucho menos que el año pasado porque ahora estamos estudiando alemán. El año pasado no estudiábamos holandés porque nos manejabamos con el inglés, pero ahora sí nos pusimos a estudiar el idioma porque vamos a estar por lo menos dos años más en Alemania, que es lo que nos queda de contrato. El tiempo libre también lo utilizamos para entrenarnos mejor o yendo al club (Peillat).

-¿Y si les queda algún tiempo más?

-Y si después de eso nos queda tiempo libre, que es bastante complicado, lo aprovechamos para ir de compras y pasear un poco, que es algo que nos encanta. Cuando tuvimos un tiempo pudimos conocer Italia, la República Checa, Dubai y un poco más de Holanda. Y además cocinamos. Nos gusta mucho cocinar… (Habif).

-¿Quién cocina mejor?

-Yo (Habif). -Yo (Peillat). Entonces explotan las risas hasta que uno de los dos cede. “Ja ja ja. Nooo. Flor cocina bien”, concede él para habilitar la siguiente pregunta: “¿Tuvieron que dejar algún habito de lado?”. “Sí”, responde él mientras mira a su novia con complicidad. “Tuvimos que dejar un poco el comer carne… En Alemania el tema de la comida es un poco complicado. Lo que se puede tirar a una parrilla es muy caro y es muy difícil también conseguir carne buena. Y cuando la conseguís es a un precio muy alto, demasiado. Por ahí te piden arriba de 10 euros por por un bife”.

-¿Y cómo se las arreglan?

-De a poco nos fuimos comunicando con gente que vive en Alemania hace tiempo, les planteamos el problema y nos fueron dando una mano. Ahora sabemos cuál es la carne buena y cuál es la carne mala. Por suerte muchas veces hemos conseguido carne argentina pero también a un precio muy alto. Pero vale la pena, ja ja ja. Uno los gustos se los tiene que dar…. (Peillat).

-¿Están al tanto del día a día en Alemania?

-Sí, sí. Sale todo en las noticias y tratamos de mantenernos informados (Habif).

-¿Qué opinión tienen en Mannheim acerca de la situación de los inmigrantes Ilegales?

-Se habla bastante del tema y sabemos que es un asunto muy delicado. Donde estamos nosotros no hay tantos extranjeros o inmigrantes, pero cuando escuchás hablar a los alemanes dan su punto de vista y es bastante fuerte. Muchos no están de acuerdo con quienes no llegan a Alemania a trabajar o a ejercer alguna profesión (Peillat).

Directo a la fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here