El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo, durante el entrenamiento. (EFE)

El Real Madrid, rey de Europa con doce título conquistados y los dos últimos de forma consecutiva, inicia un nuevo camino a la historia con el reto de ser el primer club que firma tres éxitos seguidos, con un estreno a priori plácido en el Beranbéu para cambiar su mala dinámica liguera, ante el Apoel.

Dos empates del Real Madrid en LaLiga Santander, seguidos y ambos además en el Santiago Bernabéu, frenaron la euforia del madridismo y el sentimiento de imbatible que se respiraba tras la conquista de las dos Supercopas en verano. Valencia primero y un recién ascendido como el Levante tras el parón de selecciones, han bajado a la tierra al equipo de Zinedine Zidane.

En un bache inesperado y tempranero, las rotaciones masivas de Zidane, el juego y la ausencia de un refuerzo en la zona del 9 tras la marcha de Álvaro Morata y Mariano centran el debate. Zidane lo encara manteniendo firme la idea de rotar para hacer a todos sus jugadores partícipes en una larga temporada y con la seguridad de una rápida reacción.

El regreso de Cristiano Ronaldo ayuda. Ante la falta de pegada, con 40 remates y solo dos goles en sus dos últimos partidos, el Real Madrid recupera a su gran referente, aún sancionado en Liga por su expulsión y empujón al colegiado en la ida de la Supercopa de España. El portugués, máximo goleador de la competición, ha empezado marcando las cinco últimas ediciones de Liga de Campeones y no quiere faltar a su cita.

El Liverpool quiere revancha

Liverpool y Sevilla arrancan el miércoles la fase de grupos en el grupo E de la Liga de Campeones en una cita en la que los sevillistas sueñan con tener el mejor estreno en su tercera participación seguida en esta competición y también en el mítico Anfield, ante un rival histórico y con ganas de revancha.

El Liverpool, un pentacampeón de Europa en horas bajas -su último título fue la Copa de la Liga en 2012-, busca renacer en su regreso este año al máximo torneo continental y tiene cuenta pendientes con el Sevilla desde que los hispalenses le ganaron en 2016 la final de la Europa League (3-1 en Basilea, con remontada andaluza en la segunda mitad), una decepción de la que ahora buscará tomarse la revancha.

Ése era el único precedente entre ambos, hasta que el bombo les volvió a unir en un grupo de Champions en el que, a priori y con permiso de Spartak de Moscú y de Maribor esloveno, son los favoritos en la lucha por las dos primeras plazas que dan acceso a unos octavos de final que los ‘reds’ no alcanzan desde el curso 2008-09.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

Directo a 20minutos.es fuente original

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here