Siete años del iPad, el dispositivo que lucha contra varios mercados

0
31

El pasado viernes hacía exactamente siete años que Steve Jobs desvelaba el primer iPad. Recuerdo que compartí y comenté la keynote con Christian García, experto que precisamente también fue la persona que me permitió usar un iPad original por primera vez. Cuando vimos la presentación había cierto escepticismo, y todo el mundo dudaba de si “un iPhone grande” iba a ser suficiente para sustituir el mercado de los Netbooks.

Esas dudas se me desvanecieron por completo en cuanto sostuve el iPad por primera vez en mis manos. Era “ligero” (en 2010 esos 680g del modelo Wi-Fi era ser ligero, ahora nos reímos de esa “ligereza”), ponía literalmente la web a merced de tus dedos y era un dispositivo que podías llevar cómodamente a todas partes. Apple había vuelto a sorprenderme.

Surface y Chromebook: conceptos diferentes con una misma competencia

La reacción de la competencia no tardó demasiado. Varios fabricantes lanzaron tabletas equivalentes equipadas con Android, pero para cuando éstas llegaron al mercado Apple ya había lanzado el iPad de segunda generación y planeando el tercero. Sencillamente en Cupertino se habían vuelto a adelantar, llevaban terreno ganado. Y eso ha permitido que aún a día de hoy el iPad domine el mercado de tabletas de gama alta.

Así que los fabricantes tuvieron que ponerse a pensar. Había que atreverse a mejorar el iPad con algún tipo de concepto nuevo, algo que le aportase un valor añadido mientras que la tableta de Apple simplemente se iba haciendo más potente y más fina. Microsoft lanzó su apuesta con el primer Surface el 26 de octubre de 2012.

Era una tableta, pero era algo más que una tableta. Podías engancharle un teclado que al mismo tiempo hacía la función de tapa, y rompía una norma inviolable para Apple: que un dispositivo táctil tuviera ratón. Y no es que haya sido un exitazo de ventas, pero nos equivocaríamos si calificásemos al Surface de fracaso. Se sigue vendiendo, se está planeando su quinta generación y según los de Redmond la competencia con el iPad y el Mac empieza a ser seria en el mercado de gamas altas.

Mientras tanto, Google se quedaba relegado al mercado de tabletas de gama baja y asequibles con su Android. Su respuesta vino en forma de portátil, el Chromebook. No es una tableta, pero compite cara a cara con el iPad en mercados importantísimos como el de la educación. Su apuesta: sistema operativo sencillo basado en Chrome, precios en mayoría asequibles y forma de portátil conocida ya por muchos.

¿Y triunfa? Pues puede que no veas muchos Chromebooks en la vida real, pero como en el caso del Surface no deberíamos verlo como un fracaso. En las escuelas se está utilizando mucho, y Google está trabajando en una plataforma con nombre en clave Andromeda que mezclaría Android y Chrome OS en algo del que tengo extrema curiosidad por saber qué es.

A día de hoy, el mercado de tabletas se reduce por el triunfo de los Phablets y otros dispositivos como los portátiles “convertibles”

A día de hoy, el mercado de tabletas se reduce. Los phablets han tenido parte de la culpa, pero también la tienen esos movimientos de la competencia. Microsoft ha impulsado los Surface y su modo de convertir los portátiles en tabletas cuando nos apetezca. Google ha tirado directamente hacia los portátiles, aunque algunos tienen pantalla táctil.

Pero Apple insiste en el concepto de tableta pura, cruda, sin modificaciones. Podríamos hablar del Smart Keyboard y del Apple Pencil, pero eso apenas ha cambiado iOS. El formato de la tableta sigue siendo exactamente el mismo.

¿Puede cambiar el iPad en un futuro?

Recordemos lo que dijo Steve Jobs en la keynote del iPad original: la clave era conseguir algo que fuera tan fácil de usar como un iPhone y que fuese mejor que los portátiles en algunas tareas clave. El Surface no hace eso, ahí hay un Windows completo funcionando. El Chromebook tampoco lo hace, compite contra el iPad en algunos sectores pero sigue siendo un portátil. Apple sigue manteniéndose en sus trece por mucho que el mercado cambie o incluso se reduzca.

¿Veremos algún cambio en el futuro? Pues los rumores indican que no. Los marcos se harán más pequeños, habrá nuevos tamaños, los procesadores serán más potentes, los accesorios evolucionarán… pero no parece que el iPad vaya a hacer un cambio de rumbo a corto plazo. Apple los seguirá promocionando como el sustituto perfecto para los que quieran dejar atrás el PC y tengan necesidades básicas, y la verdad es que no irá demasiado encaminada.

En Applesfera | Coge paciencia para los próximos iPad: DigiTimes los pronostica para segunda mitad del año

Directo a la fuente