Precalentar el horno a 175º y preparar un molde redondo de unos 20 cm de diámetro o uno rectangular/cuadrado de aproximadamente el mismo tamaño. Podemos engrasarlo o cubrirlo con papel sulfurizado de hornear.

Separar las claras de las yemas de los huevos y reservarlas aparte. Derretir el chocolate al baño maría o en el microondas, vigilando bien a intervalos cortos, hasta dejarlo homogéneo y cremoso. Templar un poco hasta que no nos queme al tacto.

Batir las yemas con el azúcar, la sal y la vainilla en un recipiente mediano, hasta que espesen. Añadir el queso y la maizena, batir un poco más e incorporar el chocolate derretido, mezclando suavemente. Agregar los chips de chocolate, si se usan.

Batir aparte las claras de huevo hasta montarlas (con las varillas bien limpias) y añadirlas, mezclando con movimientos envolventes. Verter en el molde, igualando la superficie con una espátula, y hornear durante unos 25-30 minutos, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Esperar a que se enfríe antes de desmoldar y decorar con cacao en polvo tamizado, unas escamas de sal y/o azúcar glasé también tamizado.

Con qué acompañar la tarta de queso y chocolate

No sabría decir si es mejor probar la tarta de queso y chocolate todavía tibia, del tiempo o fría tras reposar en la nevera. Cada forma tiene matices diferentes y todas me gustan, aunque sí diría que el reposo le va bien para asentar los sabores. Es una tarta perfecta para compartir de postre o merienda, en fin de semana con amigos en casa, junto con helado o fruta fresca de temporada.

En Directo al Paladar | Tarta de queso ligera: es una tarta, sí, pero la que menos pesa de todas
En Directo al Paladar | Tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo. Receta de postre

Directo a Directo al Paladar fuente original

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here