Lavar la berenjena, cortar los extremos y retirar un poco de la piel, si se prefiere. Cortar en cubos pequeñitos de más o menos el mismo tamaño. Picar muy fina la cebolleta.

Calentar un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén antiadherente de unos 20-22 cm de diámetro. Añadir la cebolleta con una pizca de sal y pochar unos minutos a fuego suave. Agregar la berenjena, aderezar con las especias y dar unas vueltas. Cuando empiece a agarrarse al fondo, mojar con caldo o con agua.

Cocinar, removiendo de vez en cuando, hasta que esté muy tierna, durante unos 10-15 minutos, vigilando que no se seque demasiado. Podríamos añadir también un poco de vino de guisar, o continuar con caldo o agua.

Batir las claras de huevo con la mostaza, la leche, la levadura y una pizca de pimienta y sal. Echar sobre la sartén, distribuyendo bien la mezcla, y cocinar a fuego bajo durante unos 8-10 minutos. Podemos ayudarnos de una espátula de silicona para despegar los bordes y así comprobar cuando haya cuajado por abajo.

Yo dejo que cuaje bien por abajo y los lados, dejando la parte más superior ligermente jugosa y más húmeda. Darle la vuelta puede ser algo difícil sin romperla, así que simplemente la dejo jugosa y la sirvo colocando un plato encima, girando rápidamente la sartén para que caiga. Servir con perejil lavado y picado.

Con qué acompañar la tortilla de claras y berenjena

Con una berenjena pequeña esta tortilla de claras es una buena ración de plato único para una persona. Se puede también dividir en dos para acompañarla de una buena ensalada, verduras o a modo de primer plato en un menú más completo. Está muy rica recién hecha o reposaday templada, y también es estupenda como relleno de bocadillo.

En Vitónica | Frittata esponjosa de alcachofas. Receta saludable
En Vitónica | Tortilla rápida de hierbas frescas en microondas. Receta saludable

Directo a Vitónica fuente original

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here